9 feb. 2010

¡ Abajo el velo !

De todos los libros dedicados al velo islámico, o mejor, islamista, éste es el que esperábamos desde hace tiempo. ¿Por qué? Porque Chahdortt Djavann es una mujer, porque es de origen iraní, y porque llevó el velo durante diez años». Le Nouvel Observateur

«Este libro expone con una claridad absoluta que el velo en todos sus grados no es otra cosa que la manera más gráfica de estigmatizar a la mujer, de hacerla invisible». Isabel Coixet

Este libro es el impresionante testimonio de una mujer iraní que condena rotundamente la tradición del velo, sin concesiones a la corrección política. La autora devuelve al velo su significado —marcar de forma visible la sumisión de la mujer— y sobre todo su función: ocultar a las miradas el cuerpo femenino para proteger al varón de una pulsión sexual que éste no aprende a controlar. ¿Cuáles son las consecuencias del velo? Por una parte, la reducción de la existencia social de la mujer a su atractivo sexual; por otra, el maltrato psicológico a las niñas, a las que se inculca el desprecio hacia sí mismas. Djavann reclama, en nombre de la protección a la infancia, que se prohíba el velo a las menores. Chahdortt Djavann (Irán, 1967) abandonó su país a los 23 años, interrumpiendo sus estudios de medicina. Tras vivir dos años en Estambul, se trasladó a París, donde reside desde 1993. Aprendió francés y realizó estudios de antropología en la prestigiosa École des Hautes Études en Sciences Sociales, donde obtuvo un Diploma de Estudios Avanzados por un trabajo acerca del adoctrinamiento religioso en los manuales escolares iraníes. En 2002 publicó su primera novela, Je viens d’ailleurs, escrita en francés. En 2003 publicó ¡Abajo el velo!, polémico alegato contra el velo islámico. Autoportrait de l’autre (2004) es su segunda novela.

2 comentarios:

  1. ¡Abajo el velo y arriba la inteligencia!

    ResponderEliminar
  2. y seguro que estará condenada a muerte por los talibanes...parece increible que aún exista esto.. un saludo..

    ResponderEliminar

consignarón