17 mar. 2011

El peine del tiempo el que nos deja a todos calvos…


Que difícil es pensar en el tiempo, porque para pensar algo hay que fijarse en ello y fijarlo, pero el tiempo no se deja fijar, no hay modo de verlo quieto.

Estar hechos de tiempo significa estar abocados a la muerte, ¡que poco nos importaría el tiempo si nos creyésemos inmortales! Nos desentenderíamos de él como los niños pequeños, que nos dicen “ ¿te acuerdas de ayer..?” y se están refiriendo al verano pasado…¡o a esta misma mañana!. La temporalidad es la conciencia de nuestro tránsito hacia la muerte y del tránsito del fin de las cosas que amamos. Por eso nos urge, por eso nos angustia, por eso nos empuja a la melancolía…o al desafío.

Y nos preguntamos, ”¿quién es el tiempo? ¿soy yo mi tiempo?” a esta inconsistencia transitoria le escribía Borges: “ El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciadamente, soy Borges.”

Ser temporales es siempre vivir poco, pero también proporciona un sabor fuerte, intenso, a la brevedad vital que paladeamos. La vida nunca puede dejarnos indiferentes porque siempre se está acabando: y el acecho de la muerte vuelve desgarradoramente interesante el más insípido de los momentos.

Me uno a las mil complicidades de quienes saben que van a morir para afirmar juntos la presencia de la vida.

15 comentarios:

  1. Cuánta profundidad en el texto.
    Y qué verdad.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16:48

    Me cojo la lebertad de poner banda sonora a este post.
    http://www.youtube.com/watch?v=l5N3T8w4Zvc&feature=related
    Viernes.

    ResponderEliminar
  3. Unidas permanecemos en nuestros tiempos paralelos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo en el tiempo y una rosa en el espíritu.

    ResponderEliminar
  5. Para mi los tiempos más importantes son el que he vivido y que puedo contar con mis imágenes, el del futuro incierto al cual no he "pagado" aún y por eso no lo puedo contar como mío, el de hoy, el de ahora, por estar aquí y poder leerte.
    Beso.

    ResponderEliminar
  6. Joder, qué cosa tan seria....Estoy de acuerdo con el amigo Migrante al cien por cien.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cuanto dura un sueño? Y la vida solo es un sueño tras otro. Hay que vivir y disfrutar cada sueño, pero sin olvidar que solo son eso.

    ResponderEliminar
  8. la muerte no me da miedo, el tiempo inevitablemente ni lo sienes salvo cuando te miras al espejo y ves que pasa en tu rostro.. espero el tiempo de la jubilación y del descanso aún con arrugas..

    ResponderEliminar
  9. Gracias por entrar en mi blog y dejar tu comentario.

    Cierto todo lo que pones, y destacar la vida no nos puede dejar indiferentes.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. El tiempo no se mide pero nos jode. Nos hace nacer y nos hace morir. Desdichados somos si olvidamos de vivir mientras existe.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. El tiempo es el mayor engaño permanente de la vida, traicionero, ladron de poco a poco, que cuando te das cuenta, te ha dejado en cuero. Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Precioso, preciso y premonitorio... tu silencio hecho palabras.

    Pero yo me digo (a mí mismo) : Vivamos la vida, y punto.
    Ya pensaremos, cuando nos llegue la muerte, en la muerte.


    Si un problema no tiene solución... ¿de que sirve preocuparnos?.
    Y si la tiene... ¿de que sirve preocuparnos?.



    Un acierto haber encontrado este espacio tuyo.
    Me gusta, mucho.

    Con tu permiso (o sin el) volveré.


    Pecado cardinale : El infierno es mi destino. Ya escaparé cuando llegue a el.





    Ave, Lola, el que va a morir (por ó... sin ti) te saluda.

    ResponderEliminar
  13. Nas tardes, Lola :

    Lo primero... agradecer tu visita a mi "chabolo" y el bis (que no a bis, porque en ese recinto/post, en concreto, no era de recibo contestación alguna por mi parte, a ningún comentario; más que nada por respeto a quien va dedicada la entrada) dejado.

    En cuanto a que no entendieras nada, no te preocupes, no es nada, o lo es todo; ¡en fin!...

    El motivo de este comentario, abusando de tu espacio que parezco monopolizar, no es otro que contestar aquí, lo que en mi blog me planteabas y pienso que no debía hacer allí por lo mencionado.

    Espero haber despejado tus dudas. Aunque me temo que no.
    Pero no puedo decirte más. Disculpa.



    Recibe un cordial y conSentido saludo,

    H.






    PD : ¿Sabes?... Lola era, o sigue siendo, no lo sé, el nick de mi ex-cari (como dice la lila de la Miriam Sánchez, ex-actriz porno y compañera de Pipi-calzascortas).

    ResponderEliminar
  14. Tiempo, es lo que necesito para sobrevivir.
    Un texto que me ha impresionado, tal vez por afinidad. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Tiempo... algo que tanto ansiamos y poco sabemos disfrutar en esa sociedad que hemos creado...
    Espero poder utlizarlo con:
    T ranquilidad
    I nquietud
    E mprendimiento
    M iradas
    P aciencia
    O lfato

    ResponderEliminar

consignarón