23 sept. 2009

El profesor: una esponja pegada como una lapa

Ayer le leía a mi hijo el texto que copio abajo a modo de consuelo ante la preocupación que le supone este primer año en la universidad y el trato frío que esta recibiendo por parte de los profesores.

"Los profesores son escolares perpetuos, escolares que, una vez terminada su etapa de colegio,salen de la escuela por una puerta para entrar por la otra, como los militares que se reenganchan. Son escolares los que, en lugar de aspirar a una actividad de adulto, es decir, creativa, se han aferrado a la condición de alumnos, esto es, pasivamente receptiva, como si fueran esponjas. El talante creador se opone todo lo posible a la condición de profesor. Hay más parentesco entre la creación artística (o literaria) y todas las demás formas de creación (en los ámbitos más comunes, del comercio, de la artesanía o de cualquier trabajo manual o no) que entre la creación y la actitud puramente normalizadora del profesor, que por definición no está animado por ningún gusto creativo y debe dar su aprobación indistintamente a todo lo que, durante el largo desarrollo del pasado, ha predominado. El profesor es el catalogador, el homogeneizador, el confirmador de lo que predomina, donde y en el momento en el que eso que predomina haya tenido lugar."
Dubuffet, Jean (1901-1985) Asfixiante cultura (1968)

4 comentarios:

  1. También hay profesores creativos que intentan aunar la creación con la docencia y a veces son los propios alumnos los que temen esto, prefieren todo dado, organizado cerrado. Ay ¡¡lucho cada día por esto.. los creadores amiga... no nos podemos ganar el pan creando muchas veces..

    ResponderEliminar
  2. Hay profesores que hacen bien su trabajo y otros no... éstos últimos se encuentran gastados por el tiempo... deberían cambiarlos porque hay otra gente que desearía estar en sus lugares para comunicarse mejor con sus alumnos.
    Cordiales saludos desde Berlín.

    ResponderEliminar
  3. Los profesores a veces se frustan y trasladan esa frustración proyectandola en los estudiantes, quienes terminan siendo los inequivocos desafortunados del mal dia o mala vida del profesor

    ResponderEliminar
  4. hola!! referente a tu comentario en Valentinika 46, debo decirte que yo tampoco me acabo de creer la historia del neumático trasero y tembién creo que la moto de Valentino es mejor que la de Jorge (por mucho que se empeñen en decir que no), pero si Valentino lo ha dicho... es por algo, digo yo.

    me alegro que vayas a valencia. no me gusta mucho la idea de que el mundial se decida allí, que es lo más probable que pase, porque ese circuito le trae malos recuerdos a vale en cuanto a ganar títulos se refiere (¿recuerdas la fatal carrera del 2006, donde vale se cayó y hayden consiguió el título??)...

    y la verdad es que estoy histérica!!!

    no sé cómo acabará esto, pero espero que vale sea campeón, por favor!!!

    gracias por pasarte!!

    ah!! yo he estudiado educación infantil (aún estoy buscando alguna escuela que me quiera para hacer allí de profesora, pero con la maldita crisis...) y no estoy totalmente de acuerdo con ese texto. sí que es verdad que algunos profesores van a la escuela y hacen su trabajo sin motivación alguna, sólo porque es su trabajo, pero yo no soy de ese tipo. disfruto de los niños, ellos me dan ganas de seguir adelante, de hacer nuevas cosas (a veces tienen muy buenas ideas, la verdad), etc.

    bueno, me despido, que creo que he escrito demasiado.

    un beso!!

    ;-)

    ResponderEliminar

consignarón