26 abr. 2011

Periplo a desigualdad

6 comentarios:

  1. Que asco, estos pobres... es que ya no te puedes fiar de nadie. :p

    ResponderEliminar
  2. ¡qué duro!¡que horror que no quede otra salida que venderse! Uf

    ResponderEliminar
  3. Demasiado largo para la potencia de mi modem. Cuando tenga ocasión propicia en la biblioteca lo podré ver. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Jodida realidad!. Cuantos casos de estos hay y no conocemos; lo hacen para darle de comer a sus hijos pero es triste tener que llegar a eso.
    Besos.

    ResponderEliminar

consignarón