10 ene. 2011

2.011 Año Internacional de los Bosques

¿Conseguirá la deforestación que nos quedemos sin oxígeno?
A los ecologistas les gusta denominar "los pulmones de nuestro planeta" a los bosques del mundo y especialmente al Amazonas, con la consiguiente implicación de que, si no detenemos la deforestación, moriremos por el aire o por la falta de él.
En 2.003, el ministerio de Medio Ambiente de Colombia dio el enorme paso de suplicar a los cocainómanos del mundo que dejaran el vicio, porque estaban fomentando la destrucción de los bosques tropicales  "cuyo oxígeno necesita el mundo". Por suerte (como sucede a menudo con las historias ecologistas para no dormir) esto no son más que bobadas. El mayor fabricante con mucho de oxígeno es la pegajosa alga que flota como una capa de suciedad en los océanos del mundo. Hay muchas razones para estar rotundamente en contra de la deforestación galopante (y también del uso de cocaína si viene al caso), pero el escenario apocalíptico de un planeta que se asfixia no es una de ellas.

9 comentarios:

  1. Me recuerdas la lectura del ecologista escéptico donde decia ,
    -que se ha perdido un 20% de la cubierta forestal desde el inicio de la agricultura y que actualmente la deforestación del bosque tropical es consecuencia de la pobreza. A continuación trata de desmontar el mito del bosque tropical como pulmón del mundo. Su conclusión es que los bosques no están amenazados, pues los indicadores se mantienen constantes desde la Segunda Guerra Mundial. El mayor problema es la mala gestión de los bosques en las zonas en desarrollo, fruto de su perspectiva a corto plazo debido, como repite, a la pobreza. Además, señala que el consumo actual de madera y papel se puede cubrir únicamente con el 5% del área forestal actual.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ojalá entendiéramos que los bosques son, no solamente el oxígeno para nuestros pulmones, sino también los que llaman al agua.

    ResponderEliminar
  3. Lo que deberíamos entender es que el planeta no nos pertenece y que lo que contienen tampoco, ni está ahí para nuestro exclusivo uso y disfrute.
    El bosque tropical, las selvas, los grandes bosques de coníferas de siberia... son el hábitat de millones de especies animales y vegetales, muchos de los cuales aun ni conocemos y otros tantos que hemos extinguido antes si quiera de llegarlos a conocer y que tienen el mismo derecho a existir que nosotros y que esto no hay que justificarlo desde un punto de vista práctico ni económico para nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la información. En términos generales habría que fomentar el respeto al entorno y sobre todo el desarrollo de la inteligencia a través de una buena educación. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. No sé que va a ser primero, si quedarnos sin aire por la desforestación o enterrarnos vivos con toda la basura que generamos. Así como vamos tiendo a pensar que gana lo segundo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Acciones

    http://www.canalsolidario.org/noticia/escuela-de-guerreras-y-guerreros-sin-armas-para-cambiar-el-mundo-te-apuntas/25441

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bonita entrada y me entero por ti, bonita del año de mis queridos bosques!

    ResponderEliminar
  8. Por ti me entero que este 2011 ha sido declarado Año de los bosques.A tomar conciencia y a hacer un llamado a las conciencias nunca está de más.
    Recibe muchos saludos desde Berlín donde proliferan los bosques, árboles y muchísimos lagos.

    ResponderEliminar
  9. Impoortante post, Lola.
    Es curioso, Colombia, uno de los pulmones del planeta y, sin embargo, uno de los países donde la pobreza y la desigualdad es mayor. Que escasa importancia le da el maravilloso homo faber a la naturaleza, pues solo dominarla persigue. ¿Dónde estará el Sapiens?
    Un saludo.

    ResponderEliminar

consignarón