5 oct. 2010

poliamor, polievolución , una de dos?

En Estados Unidos existen diversos grupos y asociaciones de personas poliamorosas, para defender sus derechos y promover su causa. En Europa, el movimiento está empezando a darse a conocer más recientemente y con menos fuerza. Tanto en Europa como en Estados Unidos, se da un mayor número de activistas entre las mujeres.

 El amor exclusivo, por definición, no es amor.  Al igual que puedes amar a muchos amigos a la vez, a todos tus hijos o a tus hermanos y hermanas, el amor sentimental puede expresarse en varias personas a la vez.

Según Yves-Alexandre Thalmann, sí, es posible amar a dos o más personas a la vez y no estar loco.


¿En qué consiste exactamente el "poliamor"?

Es una forma de amar. Hay otras formas como la pareja exclusiva, la poligamia, la poliandria, la monogamia o monoandria serial, etc. A diferencia de todas las demás, el poliamor no es restrictivo, no se atiene a normas, excepto en lo que a valores se refiere. El poliamor se basa en la igualdad de derechos, el respeto, la comunicación franca y la no posesividad.


¿Y el resto de las formas de relación amorosas no?

No. En la mayoría de las otras formas no se respeta el derecho de la otra persona a sus sentimientos y deseos por otras personas. Por eso se reprimen o bien se realizan y se ocultan, se miente, no existe comunicación sincera, se basa en la pertenencia mutua o bien (y esto ocurre en el fondo en la mayoría de los casos) en el sentido de posesión de uno o más miembros (en el caso de la poligamia) por el otro, generalmente el que ejerce el control es el hombre.


En concreto, ¿cómo se desarrollaría una relación de poliamor?

Tú mantienes una relación amorosa con una pareja, a sabiendas de que en un momento dado esa persona puede mantener otras relaciones, puntuales o no. Y no me refiero sólo sexuales, sino sentimentales y completas. Ella tiene el derecho a materializar y desarrollar otros amores que surjan en su vida, lo mismo que tú.



¿Todo es así de bonito y fácil en las relaciones poliamorosas?

Nadie ha dicho que  sea fácil, tampoco el resto de las relaciones lo son. Sólo que el resto de las relaciones te mantienen atrapado en tus sentimientos de apego, posesividad, control de la otra persona, inseguridad, miedo, etc., todos ellos sentimientos humanos negativos, que te impiden crecer, pero legitimados de alguna manera por el sistema, y en el poliamor te obligan a enfrentarte a ellos, te saca del egocentrismo para obligarte a tener en cuenta los derechos de la otra persona, incluido el derecho a la felicidad y su propio crecimiento personal. Y este crecimiento personal muchas veces pasa por desarrollar otras relaciones.


 ¿Cuáles son los grandes retos, a la hora me mantener una relación de poliamor?

El principal reto es que hay que reinventarlo todo. En las relaciones exclusivas al uso, cada cual conoce su rol, su función, sus compromisos, y todo ello va combinado con sentimientos de renuncia, culpa, bienestar, seguridad, traición, etc. etc. En las relaciones poliamorosas han de reinventarse conceptos como la fidelidad, que ya no es puramente sexual sino de confianza en la otra persona. Son básicos conceptos como el respeto, la sinceridad, la comunicación y, por encima de todo, la igualdad de derechos. Incluso la empatía. No haces o dejas de hacer algo porque le duele a la otra persona, ni pides lo mismo de ella porque te duela a ti, sino que utilizas ese dolor (del apego, la posesividad, el control, el egocentrismo) para crecer, juntos. Por encima de todo piensas en la libertad, la felicidad y los derechos de la otra persona, que son los mismos que quieres para ti. Por eso cuidas y alimentas tu amor por ella.


 Además de psicólogo, eres profesor de instituto. ¿Cómo reaccionan tus alumnas y alumnos ante este tema?

La mayoría lo rechazan de plano. Es una edad en la que se barajan muchas inseguridades y la posibilidad de una pareja abierta, en la que la otra persona pueda enamorarse también de otras personas resulta amenazadora. Cuando hablo del tema en alguna conferencia, ya sea ante menores o mayores de edad, de cada 10 personas, 8 se niegan siquiera a pensar sobre ello; una puede escuchar con atención, incluso leer el libro, planteárselo en pareja y hasta descubrir conceptos nuevos y retos para desarrollar un amor más profundo y libre. Y tal vez sólo una persona lo entiende, conecta, se identifica y empieza a sentir "no estoy sola", "lo que siento no es una perversión ni una enfermedad". Mi libro está dirigido especialmente a todas esas personas que se sienten culpables, se ocultan y se ven obligadas a vivir sus sentimientos como si estuvieran dentro del armario.


Dado que es tan difícil vivir el poliamor, ¿puede ocurrir que tiendas a disfrazar el amor que sientes por otras personas para no poner en peligro tu pareja, identificándolas como simples relaciones de amistad?

Continuamente. En una cultura donde la moral imperante sólo acepta la pareja exclusiva, ante nuevas atracciones amorosas sólo te queda o bien mantener relaciones clandestinas (donde intervienen la mentira, la falta de respeto y multitud  de formas de culpabilidad, castigo y autocastigo) o renunciar a ellas, o bien disfrazar el amor como simple amistad. Pero eso tampoco es tan importante para una persona poliamorosa, para la cual el sexo no es lo fundamental. Mientras que en el resto de relaciones (exclusivas, polígamas o poliandrias, de intercambio, etc.) el sexo es crucial, en el poliamor lo que es crucial es la relación completa, la conexión emocional, los sentimientos, etc. Si hay sexo, bien; si no lo hay, qué vamos a hacerle. Eso no destruye tus sentimientos.


 ¿Por qué crees que se ha mantenido durante tanto tiempo y en tantas culturas a la vez la relación de pareja exclusiva?

No en tantas. Si estudiamos detenidamente las poblaciones y las culturas, vemos que la pareja exclusiva no es mayoría en el mundo. Pero sí es cierto que la sociedad patriarcal ha dado ventajas siempre al hombre, tanto en las relaciones monogámicas como en la poligámicas, incluso en las poliandrias. El hombre en una relación poligámica es el amo; en una relación poliandria (en la India, por ejemplo) la mujer no es la ama, es la esclava sexual de toda la familia masculina (los hermanos, el padre, etc.). La pareja monogámica exclusiva se plantea en realidad como una defensa y protección de la mujer, que aún sigue siendo considerada como una propiedad del varón. Pero no es casualidad que este tipo de relación haya dado lugar a fenómenos como la prostitución, el adulterio, etc., que han permitido al hombre mantener la pareja monogámica sin coartar sus deseos naturales.


¿De sexo alternativo?

Ese es el problema: que transgredir la supuesta moral les hace justificarlo con

 argumentos como que es sólo sexo, no hay implicación sentimental, etc. Con lo cual se está dando lugar a la explotación de otros seres humanos. Aparte de las mentiras, la doble moral y todos los problemas que acaba generando en la relación.

 

¿La alternativa es el poliamor?

El movimiento que reivindica el poliamor no intenta imponerlo ni hacer adeptos. Se trata de respetar la opción personal de cada cual. Quien opte por la pareja exclusiva, bien, pero quien tome otras opciones, como la del poliamor, bien también. Dejando claro que no se trata de un mero deseo de mantener muchas relaciones sexuales.

El poliamor es una mente abierta a amar de forma completa a varias personas a la vez, sentimental y físicamente No es sólo sexo y puede ocurrir que, por diversas circunstancias, el sexo esté ausente de la relación.

 

Ser una persona poliamorosa consiste en:

 

-          Abrirse al amor y responder favorablemente cuando se presente.

-          Trabajar continuamente sobre los celos y la posesividad.

-          Establecer las relaciones amorosas con sumo respeto y cuidarlas.

-          Esforzarse en comunicarse de forma clara y auténtica con sus parejas, renunciar a las mentiras y la manipulación.

-          Renunciar a desear controlar a la otra persona.

-          Cultivar un espíritu de gratitud por lo que se recibe sin exigencias a sus parejas.

-          Aceptar que tendrá que enfrentarse a la incomprensión, la desaprobación y el rechazo de otras personas, mientras que en tu cultura prevalezca la pareja exclusiva.

  

 

Los retos del poliamor.

 

La práctica del poliamor responsable no es compatible con la búsqueda de lo fácil. Los retos de este tipo de relación incluyen:

 

Respecto a la otra persona.

 

-          Darte cuenta de que tu pareja se ha enamorado de otra persona y ver brillar sus ojos cuando te habla de ella.

-          Comprender y escuchar a tu pareja cuando elogia los méritos y cualidades de su nuevo amor.

-          Ver cómo tu pareja se va a pasar un fin de semana de enamorados mientras tú te quedas en casa a cuidar de los hijos.

-          Consolar a tu pareja cuando vive un periodo sentimental más delicado, incluso un amor no correspondido o una crisis de relación con otra persona.

 

 

En tu experiencia personal.

 

-          Elegir con quién vas a salir en un momento dado.

-          Hacer frente al sufrimiento de alguien que te confiesa su amor, pero está con otra pareja exclusiva.

-          Renunciar al amor porque las personas amadas no quieren o no pueden entender la posibilidad del poliamor.

-          Tomar conciencia de que a pesar del amor recíproco, nunca podréis hacer vida en común.

-          Ser objeto de críticas, desprecio, o que te consideren socialmente como una persona pervertida, amoral, enferma, etc.

-          En definitiva, no poder vivir abierta y socialmente el poliamor, o bien afrontar tantas dificultades sociales para hacerlo.

 

 El autor

 Yves-Alexandre Thalmann es psicólogo, profesor y especialista en desarrollo personal. Actualmente ejerce como formador, conferenciante y consultor en relaciones humanas en Suiza. Es autor de diez libros y un declarado poliamoroso.




22 comentarios:

  1. Muy interesante. Se lo pasaré a un par de mujeres, que yo no lo explico tan bien.

    Gracias, un beso

    noche

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso que la vida es un lio y el poliamor otro lio, posiblemente delicioso.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Lola. Me gustó mucho tu respuesta; aunque para ser sincero no leí completo el artículo. Mis definiciones son tan elásticas... yo al poliamor lo llamaría poligamia...

    ¿Por qué no llamarlo así?

    Y te invito a pasear a mi blog...

    ResponderEliminar
  4. pues hija yo con un monoamor me conformaría, pues sí que está el mercao bueno como para muchos "polis". Saludos.

    ResponderEliminar
  5. A Enrique habría que decirle que la respuesta a supregunta está en el artículo.
    Muy interesante, pero supongo que muy difícil de poner en práctica.

    ResponderEliminar
  6. Hola Enrique.
    Los adeptos al poliamor señalan algunas diferencias sustanciales entre otras formas de vínculo colectivo como la poligamia, el matrimonio abierto, los swingers y experiencias como el ménage à trois . La poligamia es acerca de un cónyuge con varios consortes, pero donde los integrantes no tienen relaciones entre sí; el matrimonio abierto presume un acuerdo entre la pareja de posibilitar otras relaciones externas no necesariamente identificadas, y el swinging y otras formas de relación sexual múltiple tienen por principal objetivo el placer sexual.
    Los poliamorosos, en cambio, afirman que el elemento central de sus relaciones es el amor, y en ese sentido exaltan valores como la fidelidad (entendida en este contexto como el acatamiento de los compromisos establecidos), la honestidad (como el opuesto del encubrimiento) y el respeto a cada uno de los integrantes.
    Ya voy a verte a tu casa, besitos.

    ResponderEliminar
  7. Nieves, hola...
    tienes mucha razón, sonrio...

    ResponderEliminar
  8. Maríajesus, que tal?...a ver si me animo con tu concurso.
    Supongo que sí, que será difícil su prática pero bueno, hemos visto otras evoluciones en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  9. Hola noche, pillate si puedes el libro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Ahh tema complicado si lo hay..en mi opinión este tipo de relacion no sólo es utópica en el sentido funcional sino que temabién es muy relativa y da para "decir una cosa pero hacer ota" Pricipalemete por el relativismo que encierra la amplitud palabra amor, ya que es muy complicado separar lo bilógico de lo cultural.
    Biologicamente lo seres humano mayoritariamente somos monogámicos ( esto claro no es que lo común es tengamos una pareja para toda la vida sino que se considera el ciclo fertil). En lo cultural no lo somos y si queremos conciliar amor romántico (mas relacionado con lo biologico) con otros tipos de amor(relacionado con la cultura) conociendo como somos creo que es más que complicado que se pueda organizar...
    Pago por ver una relacion de ese tipo que funcione y no sea mas problemática que cualquier tipo de las otras

    MUy bueno el tema de aute lulita!!
    mmuaackk

    ResponderEliminar
  11. De acuerdo con Juan Carlos, aunque yo no pago porque siempre he sido malo para apostar, y seguro que dirían que sí funciona con tal de hacerme pagar.

    ¡Je je je!

    ResponderEliminar
  12. Juan Carlos, yo creo que los seres humanos no son biologicamente monogámicos, la monogamia no es natural, lo que ocurre es que nosotros somos animales culturales y eso tiene mucho más peso.
    Ya decía anteriormente que a mi me parece un lio en la prática pero no puedo obviar que en nuestra conciencia de alguna manera somos todos poliamorosos, huella de lo que fuimos jeje.
    polibeso

    ResponderEliminar
  13. Todos los deseos, todas las torturas, y ninguna de las certezas; o sí, el azul Prusia en mi paleta de colores, "Blue in green" de M.Davies en mi cabeza y desde hoy Lola en mis lecturas...
    Ricardo

    Pd: pol(ii)ntereses

    ResponderEliminar
  14. Se me coló la "e" en Davis, como a ti la "e" en Dolors (que diría J. Pla), como me voy a colar en mi Caravelle camino de las Fortunatae Insulae, al menos en mi Cuaderno de Sueños...
    Saludos,
    Ricardo

    ResponderEliminar
  15. Hola Ricardo...sonrio (por las coladas),
    sí, yo también tengo algunas certezas.
    No es Caravelle jeje precisamente me voy a perder una semanita con ella a un pequeño paraiso isleño,soñamos? jeje
    Empieza a vivir como piensas o acabaras pensando cómo vives.
    Salud

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10:34

    La mía si es Caravelle, tuneada por cierto, como dicen ahora y con una leyenda en el lateral derecho:
    "No te rías, tu hija puede estar dentro".
    Tiene tantos años,tantos sueños, y tantos kilómetros...
    Un beso, si puedes encontrarlo....Ricardo

    Pd: estoy pensando en comprar una Volkswagen California, pero....como que no es lo mismo, tal vez haría más kilómetros y menos puestas de sol.
    Vienes?

    ResponderEliminar
  17. de acuerdo en todo..la práctica no es dificil si dejamos de lado las posesiones y simplemente nos dejamos llevar por la intuición y los sentimientos.. nuevas formas de amar del nuevo milenio..

    ResponderEliminar
  18. Pero Ico, lo que realmente es difícil es dejar de lado nuestra cabeza.
    llevarnos por la intuición puede ser más efectivo que los modelos de elección racional?...
    Puede ser,una regla heurística.

    ResponderEliminar
  19. Ojo que cuando digo monogámicos en lo biológico me refiero a que los pocos dias en que una mujer esta fértil "generalmente" tiene una sola pareja y en el mundo biologico es ese periodo lo que lo define como moonogámo...luego si cada mes tiene una pareja diferente eso ya es otra cosa.

    besos

    22:32

    ResponderEliminar
  20. De pie afirmo:

    YO ME DECLARO UN ANTICUADO AMANTE DE ESA COSA VIEJA E INSENSATA LLAMADA MATRIMONIO, Y CREO EN ELLA COMO CREEN LOS ESTADOUNIDENSES QUE BIN LADEN ES EL DIABLO, Y COMO CREE PORCIA EN EL AMOR DE BASANIO.

    AHORA BIEN, ALGO TAN SERIO COMO EL MATRIMONIO SÓLO PUEDE SELLARSE ENTRE DOS SERES PENSANTES. ESE ES EL ÚNICO ASUNTO TRASCENDENTAL.

    O, DIGAMOS ENTONCES:

    LIBERÉMONOS DE TODO LO "ANTICUADO" Y QUEDÉMONOS CON NUESTRAS VANGUARDISTAS "MODERNIDADES".

    ESE PSICÓLOGO ES UN BONITO POLI-HIPÓCRITA. POR QUÉ NO ACEPTA QUE NACIÓ PARA ANDAR SALTANDO EN LAS CAMAS, Y QUE INVENTÓ UN TÉRMINO PARA VENDER LIBROS Y CONTINUAR ESTUPIDIZANDO AL MUNDO.

    Y TODO PORQUE CEREBRO NO LE TOCÓ AL POBRE. QUIÉN SABE, ACASO TODA ESA SABIDURÍA MEREZCA UN NOBEL O ALGO ASÍ.

    NO ME HAGAN CASO, SEGURAMENTE EL SINCEREBRO SOY YO.

    ResponderEliminar
  21. si, es posible amar a dos personas a la vez. Sin embargo, creo que generalizais el monoamor con la posesi´on y eso no tiene por qu´e ser asi. La posesion es algo enfermizo y el amar a una sola persona una opci´on que en algunos casos puede llevar a la exclusividad como en otros el poliamor puede llevar a lo contrario del amor. Ninguno de ambos casos debe ser generalizado a sus extremos indignos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Solo se que cada vez se menos y encima no me importa, mientras se sienta uno bien y no perjudique a nadie, quien soy yo para decidir o pensar. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

consignarón