15 jun. 2010

Cuidemos nuestras mentes,

de aquellos que quieren controlarla sin que nos demos cuenta, atrapandonos con corrientes mercantiles que nos llevan a estados irracionales que sólo se verifican cuando ya es tarde para remediarlo.


Esas corrientes podrían ser la búsqueda desesperada de salud perfecta que nos lleve al oprobio de una larguísima vejez, la expansión del Sida, la invasión islámica de Europa, o más bien la espantosa obesidad de una mayoría de norteamericanos, la escualidez enfermiza de una multitud de niñas bien, la desigualdad de los humanos como resultado del reparto del mundo entre naciones, o el lavado cerebral que imparten los medios de comunicación...


11 comentarios:

  1. Sobre esta cuestión tengo un pensamiento recurrente que entra y sale de mi memoria. Pensaba escribirlo en clave de ironía, y te agradezco tu entrada, que me sirve de aldabonazo. En cuanto me sienta inspirada caerá, pero te adelanto el concepto principal. ¿Te imaginas que todos llegáramos al "cielo" con las mismas etiquetas? ¿ Crees que tantos repes, replicantes, mereceríamos alcanzar el concepto de valioso, o una forma de la gloria eterna evaluativa. Menos mal que dios no existe. No se si me habré explicado, pero ya está "la chuletilla" apuntada en este comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Así es como nos están invadiendo los transgénicos sin que nos enteremos y sin estudios sobre su efecto sobre los seres humanos.
    Y la disulpa era ayudar a los países pobres... que cinismo.

    ResponderEliminar
  3. Holas interesante video canarita y bastante complejo el tema,en algunas cosas estoy de acuerdo como en otras no tanto. Lo importante es asumir la responsabilidad que cada uno tiene en estas custiones y saber encontrar el termino medio para desenvolverse en el entorno.
    Hay un libro más que interesante que tiene que ver con el tema y que justamente estoy leyendo actualmente, ya lo conocerás, se llama La máquina de los memes de Susan blackmore...recomendable si andás con ganas de leer y aún no entro en tu lista!

    Te mando legüetazos en el córtex!
    Tu amigo virtualmente real
    Juanca

    ResponderEliminar
  4. Vaya, yo que me creia que a mi no me "comian la cabeza"... después de ver el video me he dado cuenta de lo equivocada que estaba.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo. Me identifico con tus letras. Tenemos que crear un partido de sueños, talleres donde reparar alas de colibrí...

    ResponderEliminar
  6. Estoy contigo.

    Algún día se desmostrará el daño que nos hacen infinitud de psicólogos trabajando día y noche en la búsqueda del modo de crearnos una nueva necesidad (véase publicidad).

    Interesante tu blog.

    Besos desde el ocaso.

    ResponderEliminar
  7. Está claro que nos manipulan, TODOS.
    Y que se está creando un ambiente de temor. Al menos conmigo lo están consiguiendo, estoy acojoná (soy débil, lo confienso). Vamos que me hago "lapichaunlío" y ya no sé cuándo el pescado azul es bueno o no debo comerlo so riesgo de muerte. Lo dicho, todo es un asquito.
    Buen verano Lola. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por la visita,

    emejota, cuidado con el "pienso" de la "chuletilla" jeje.

    mariajesús, un cinismo barbaro, semilla del cancer.

    Juanca, amigo, me apunto el libro, parece interesante.

    noche,salvese quién puedaaaa

    Francisco, voto por ese partido de sueños: lo pasé muy bién en el claro de luna,gracias.

    Buscador, me alegre de buscarte...

    Nieves, yo también temo.Feliz verano para ti.

    ResponderEliminar
  9. Lola, yo sólo vengo a devolverle la visita con 67 palabras. Usted está ya rodeada de mujeres y hombres principalísimos. Me cuesta trabajo no decirle que la admiro, que le voy a pedir matrimonio. :-) No sé cómo me halló. Me llevo a su Chavela a su Panchita en la memoria. Y la certeza de que existe otra incurable chiflada más que lee a Sagan, a Galeano, a Saramago...

    ResponderEliminar
  10. águila, te devuelvo con sonrisas mis letras, Silvio fue nuestro mediador, allí conocí de tu existencia y te seguí el vuelo.
    Matrinomio tal vez y ya puestos macuatrimonio je
    besos chiflados

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

consignarón